¿Te gusta esto?
¡Danos un aplauso!

...o comenta sobre este tema

Plan de deportación masiva de Donald Trump: Lo que debes saber

Plan de deportación masiva de Donald Trump

A pesar de haber sido acusado de no contar con ningún programa político específico, el presidente Donald Trump anunció un plan agresivo y atrevido para asegurar las fronteras estadounidenses. Este plan de deportación masiva se concentra en hacer más difícil la vida de los inmigrantes indocumentados y un esfuerzo agresivo por más deportaciones.

Plan de deportación masiva de Trump

El presidente Trump ha enumerado 5 puntos muy específicos que echan por la borda dos acuerdos de la agenda de amnistía de Barack Obama. Muchos expertos de inmigración califican estos acuerdos como una derrota para los inmigrantes.

Trump se enfocó en la 14a enmienda a la constitución de Estados Unidos, la cual otorga la ciudadanía a los niños de inmigrantes indocumentados que hayan nacido en suelo estadounidense. Trump quiere ponerle fin a esto, y además ha propuesto 5 ideas sobre cómo asegurar la frontera.

Aunque ya hemos hablado un poco de lo que la presidencia de Trump significa para los indocumentados, estos son los 5 puntos del plan de deportación masiva que Donald Trump ha revelado:

1. Construir un muro en la frontera con México, desplegar 25.000 agentes de protección fronteriza adicionales y utilizar drones Predator

Recibe consejos y todo lo que debes saber sobre inmigración en tu correo electrónico:

De acuerdo con Trump, las vallas virtuales que han sido desarrolladas en la frontera con México han tenido “índices de éxito mediocres”. Parece ser que los muros más grandes han tenido éxito en varias partes del estado de Arizona, teoría que Trump usa para empujar por la aprobación del famoso muro fronterizo y también cual aseguró que haría que México pague por la construcción de este.

Aparte del muro fronterizo, Trump prometió enviar a más agentes de protección fronteriza para que detengan la marea de criminales ilegales que cruzan la frontera día tras día.

2. Leyes de inmigración más estrictas

Según Trump, las leyes de inmigración actuales son estrictas, pero el problema es que no se aplican. Trump opinó sobre la manera que el expresidente Obama aplicó las leyes de inmigración: “Esta abdicación total de las obligaciones constitucionales de un presidente es tan sorprendente como ingenua. Es indulgencia política del peor tipo”.

3. Acabar con los centros de detención acogedores

Desde el punto de vista republicano, estas instalaciones no son más que centros vacacionales para los inmigrantes indocumentados, quienes deberían ser deportados de inmediato. Trump espera reformar estos centros de detención con el objetivo de ahorrar dinero y castigar severamente a los inmigrantes.

4. Oposición a los Dreamers

La ley de amnistía para jóvenes (conocida popularmente como Dream Act) es un proyecto legislativo que hace posible que los estudiantes indocumentados que hubiesen llegado a los Estados Unidos siendo menores de edad obtuvieran la ciudadanía.

Sin embargo, Trump expresó que se oponía a la llamada ley, y arremetió contra secciones que otorgan prestaciones de colegiatura en liceos y universidades públicas, dando origen a una situación en la que inmigrantes ilegales podrían llegar a pagar menos que los ciudadanos estadounidenses.

No ofreció ninguna sugerencia sobre la deportación de inmigrantes indocumentados, pero desde entonces ha estado a favor de deportarlos, indicando que algunos deberían tener la posibilidad de regresar al país por medio de un trámite agilizado, sin dar detalles sobre qué implica o cómo funcionaría este proceso.

Durante una entrevista en el canal de noticias CNN, Trump afirmó que “sacaría a la gente del país, y tendría un método rápido para evitar que regresen siendo inmigrantes legales”.

Asimismo, añadió que a “los malos”, tales como los criminales indocumentados, no se les permitiría reingresar a los Estados Unidos.

Con respecto a los posibles beneficiarios o Dreamers, Trump opinó lo siguiente:

“He reflexionado mucho sobre esto por razones humanitarias. De hecho, tengo un gran corazón, mucha gente no comprende eso. Los beneficiarios de esta ley, están en una situación difícil. Una de las cosas que haremos es agilizar el proceso. Si alguien es fantástico para los Estados Unidos, lo queremos de vuelta aquí, pero tiene que tener documentos”.

Luego de que la entrevistadora, Dana Bash, presionara a Trump sobre la posible deportación de los beneficiarios de esta ley, Trump añadió: “Depende, están con sus padres. Mira, suena frio. Suena difícil. Tenemos un país y nuestro país se está yendo al diablo. Debemos tener un sistema con el que la gente esté en nuestro país legalmente”.

5. No otorgar más subsidios para la universidad

Según Trump, Son muchos los estudiantes estadounidenses que pagan más que los inmigrantes ilegales, quienes reciben subsidios de impuestos y cuotas de colegiaturas más bajas. Trump indicó que le pondría fin a esta situación con el plan de deportación masiva de indocumentados.

¿Cómo funcionaría el plan de deportación masiva de Trump?

La razón más evidente por la cual se deben aplicar las leyes de inmigración es la seguridad pública, pero está lejos de ser la única.

Mientras los oficiales a favor de la aplicación de las leyes de inmigración suspiraban con alivio por la victoria presidencial de Donald Trump, su idea de comenzar con la deportación de aproximadamente 2 millones de criminales indocumentados fue recibida con desprecio y escepticismo, al menos en los círculos y medios de noticias que luchan por los derechos de los inmigrantes indocumentados.

Sin embargo, el plan de deportación masiva de Trump no solo les parece razonable, sino también viable. Además, corregirá los “fracasos más estrepitosos del gobierno de Barack Obama”, el cual redujo las deportaciones a su cifra más baja en diez años y ocasionó que decenas de miles de criminales indocumentados fueran liberados en territorio estadounidense en lugar de ser devueltos a sus países de origen.

En palabras de Trump, en cuanto al plan de deportación masiva: “Lo que haremos será tomar a las personas que son criminales y tienen antecedentes criminales, miembros de pandillas, vendedores de drogas […] personas que podrían alcanzar los 2 millones, incluso los 3 millones, vamos a sacarlos de nuestro país o a meterlos en prisión”.

Ahora bien, esta declaración tiene un tono mucho más suave y se muestra más limitada en comparación con algunas de las afirmaciones que Trump hizo durante su campaña, durante la cual sugirió que los casi 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos podrían ser deportados.

Es importante reafirmar ese principio, el hecho de que toda persona que esté en los Estados Unidos de forma ilegal corre el riesgo de ser enviado de vuelta a su país, pero tiene sentido comenzar con aquellos individuos que también estén violando otras leyes.

A pesar de que algunos defensores de los derechos de los inmigrantes ilegales han acusado a Trump de exagerar el tamaño de la población de criminales indocumentados, el estimado de Trump no está alejado de la realidad.

De acuerdo con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, la agencia responsable de ejecutar las deportaciones dentro del país, hay aproximadamente 1,9 millones de criminales indocumentados por ser deportados en los Estados Unidos.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas es capaz de realizar este estimado ya que, desde 2012, ha estado recibiendo las huellas dactilares de todo aquel que es arrestado y registrado en una prisión, por no mencionar que también cuenta con oficiales que interrogan a los presos de los principales sistemas penitenciaros (a excepción de las ciudades santuario, donde se les niega el acceso a los reclusos).

Los cálculos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas no incluyen todos los inmigrantes fugitivos que no asistieron a sus audiencias (actualmente son más de 940 mil los inmigrantes indocumentados que siguen en los Estados Unidos a pesar de haber recibido una orden de deportación), ni tampoco incluye todos aquellos que fueron sacados del país y que luego volvieron a regresar (se desconoce esta cifra).

Asimismo, tampoco toma en cuenta los inmigrantes indocumentados que cometieron un crimen, pero nunca fueron condenados (a menudo porque pagaron la fianza), o los numerosos indocumentados que pertenecen a pandillas y rondan las calles en grandes cantidades, quienes solían formar parte de la lista de arresto prioritaria del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pero que actualmente están en manos de los oficiales del orden público local.

Por su parte, el expresidente Obama resaltó que, bajo su mandato, el control migratorio se enfocaba en los criminales indocumentados y no en un plan de deportación masiva definido.

Deportación masiva propuesta por Donald Trump

Según Donald Trump, el primer paso en su plan de deportación masiva será permitir que los agentes y oficiales de los servicios de control migratorio hagan su trabajo y apliquen la ley.

El presidente cree que (según un oficial de deportación), una de las formas más fáciles de hacer que un supervisor te mire con malos ojos hoy en día es asignar a alguien a los procedimientos de deportación, esto si la persona no es un criminal violento, sino “solo” un conductor ebrio o un maltratador conyugal.

Trump espero que esto cambie tan pronto como la promesa de anular todas las acciones ejecutivas indebidas sea cumplida, incluyendo la orden de no iniciar los procedimientos de deportación sino hasta que alguien haya sido condenado por un crimen grave o por haber cometido varias faltas.

Ello implica descartar el Programa de Cumplimento de Prioridad (PEP, por sus siglas en inglés), el cual ha desatado la ira de la Asociación Nacional de Alguaciles y forzó a las oficinas locales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas a dejar en libertad a miles de criminales que podrían haber sido deportados.

Por su parte, aquellos que están en contra de reforzar la aplicación de las leyes de inmigración sostienen que, incluso de abandonar la táctica de priorizar los criminales, no hay forma alguna de encontrar entre 2 y 3 millones de criminales indocumentados y de procesarlos en tan solo un par de años, puesto que las cortes de inmigración están hasta el tope de casos pendientes.

Es cierto que las cortes tienen muchos casos pendientes (otro tema que abordar), pero los republicanos esperan que gran parte de los criminales indocumentados que serán procesados durante el gobierno de Trump no tendrán derecho a aprovecharse de la disfuncionalidad de las cortes de inmigración.

Dichos procesamientos agilizados son conocidos como expulsión acelerada, expulsión estipulada y órdenes judiciales de expulsión, y operan de manera similar a como lo haría la negociación de declaración de culpabilidad en el sistema judicial penal.

Además, también es probable que el gobierno de Trump de los pasos necesarios para reconstruir las alianzas con agencias de orden público; alianzas que surgieron al final del gobierno de Bush y que “no fueron aprovechadas por Obama”.

Entre ellas se encuentra el programa 287(g), el cual entrena y delega el cumplimento de la autoridad migratoria a los agentes a nivel local, multiplicando así el alcance del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Cuando fue implementado, el programa 287(g) generó entre 10 y 20% de las deportaciones criminales realizadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, a pesar de haber sido implementado solo en una docena de lugares.

Los fanáticos de Donald Trump concuerdan que es lógico priorizar la expulsión de criminales y de los malhechores más atroces, pero la protección de la seguridad pública no es la única razón por la cual se deben aplicar las leyes de inmigración.

Estas personas opinan que la ley se debe aplicar para proteger las oportunidades de trabajo de los estadounidenses y de los inmigrantes legales, para evitar el gasto fiscal que genera brindarles prestaciones sociales a los indocumentados y a sus niños, y para preservar la integridad del sistema de inmigración legal.

Plan de deportación de Donald Trump: Opiniones

¿Qué opinas del plan de deportación de Donald Trump? Esperamos que esta guía te sirva para obtener todos los detalles sobre esta nueva propuesta. Recuerda que, si tienes cualquier duda o pregunta, puedes dejarnos un comentario y te ayudaremos a salir de tu inquietud.

¿Cuál es el plan de deportación de Donald Trump? ¿Cuáles serán los efectos del plan de deportación masiva de Trump? Queremos saber tu opinión. Si piensas que este plan cambiará algo sobre inmigración o realmente afectará a los inmigrantes indocumentados, déjanos un comentario en la parte de abajo y cuéntanos tu anécdota.

Relacionados

Deja un comentario

  Suscribir  
Notificar de: