¿Necesito un abogado para tramitar una residencia en Estados Unidos?

Un abogado de inmigración te ayudará con cualquier parte del proceso de residencia y naturalización en los Estados Unidos. Si quieres aplicar para una residencia (por matrimonio, familia o trabajo), seguramente te estás preguntando si puedes hacerlo por ti mismo o debes contratar a un experto. En esta guía te mostramos cuándo necesitas un abogado para tramitar una residencia y cuándo es seguro encargarte del proceso tú mismo.

¿Debo contratar un abogado para tramitar una residencia?

Si estás interesado en obtener una residencia permanente para poder vivir, trabajar y permanecer en los Estados Unidos por más de un período temporal, entonces probablemente sabes que las reglas y procedimientos pueden volverse complicados.

Las ley de inmigración (conocida como Immigration and Nationality Act o INA, por sus siglas en inglés) están llenas de excepciones e inconsistencias, los formularios y documentos necesarios pueden ser abrumadores, los retrasos gubernamentales y las confusiones son inevitables, y los errores hechos por el solicitante pueden tener consecuencias desastrosas.

Resumiendo, aunque no se te exige que tengas un abogado, podemos decirte que la mayoría de nuestros usuarios están felices con su decisión de haber optado por tener uno.

Aunque los abogados no son una parte absolutamente necesarios para obtener una residencia, pueden ser de gran ayuda.

¿Cuándo usar un abogado para tramitar una residencia?

Pocas personas son las que pueden decir que tienen un caso de inmigración para solicitar su residencia fácilmente aprobada.

Algunas situaciones que pudieran complicar tu caso y en las que debas usar un abogado para tramitar una residencia:

  • Sobrepasarse en el tiempo de estadía de una visa pasada
  • Una acusación criminal
  • Algún problema serio de salud
  • Pérdida de trabajo

Estas situaciones pueden hacer que una persona se vuelva “inadmisible” o que tu aplicación de residencia se complica, necesitando un esfuerzo extra para convencer a las autoridades inmigratorias para que aprueben la solicitud.

Y no olvidemos la posibilidad de que el gobierno pueda perder parte o toda tu aplicación, o molestarte por documentos que no existen o que no crees que deberías tener que proporcionar. Esto pasa todo el tiempo.

La asociación de abogados tiene reuniones especiales solo para discutir las últimas maneras de contactar a alguien dentro de la burocracia inmigratoria cuando algo como esto sucede. El gobierno no lo pone fácil. Sin la ayuda de un abogado, puedes perder horas viajando a tu oficina inmigratoria local, solo para que un oficial te diga que no tiene acceso a tu archivo que tu caso está pendiente.

Como con cualquier representación legal, hay tarifas que pagar. Pero cuando consideras el tiempo y los dolores de cabeza ahorrados, bien vale la pena.

¿Puedo tramitar mi residencia por mí mismo?

Si eres de los que te gusta hacer las cosas por ti mismo, después de unas pocas horas intentando llenar formularios inmigratorios puedes terminar cambiando de idea.

Recibe lo último en inmigración en tu correo electrónico:

Es cierto, mientras más conocimiento tengas sobre el proceso que vas a tomar, y sobre el trabajo por el que le estás pagando al abogado, obtendrás el mejor resultado. Pero puedes transformar esas energías en ayudar al abogado preparar una solicitud sólida de tu parte al proveer la información necesaria y los documentos y tomando decisiones inteligentes sobre tu caso.

Cabe mencionar que cuando se trata de preparar el caso completo por ti mismo… sí, algunas personas lo han hecho y ha tenido éxito. Si realmente no puedes pagar cualquier otra opción, existen recursos que pueden ayudarte, como los artículos que se encuentran, los libros mencionados en nuestro sitio web.

Solo debes estar consciente que puedes estás perdiendo oportunidades, y los riesgos son altos. Algunos errores en una solicitud inmigratoria pueden resultar no solo en que la solicitud sea negada, sino que el inmigrante se vuelva inadmisible por un período de varios años.

¿Necesito un abogado para tramitar una residencia?: ¿Es complicado de aplicar obtener una Green card?

La mayoría de las aplicaciones para una residencia en Estados Unidos son complicadas. Sumado a esto, el sistema inmigratorio de los Estados Unidos está ampliamente considerado como complicado. La ley por sí misma es tortuosamente difícil de entender. De hecho, los abogados les toma años sentirse cómodos con las peculiaridades de los varios tipos de visas, green cards y otros beneficios.

Mientras que la ley está escrita para beneficiar parcialmente a los solicitantes –por ejemplo, al permitirles reunirse con sus miembros de la familia en los Estados Unidos, u obtener asilo como una protección de persecución- también está escrita para proteger a los Estados Unidos de la entrada de personas que pueden ser una pérdida de recursos del país o que represente una amenaza para la salud o la seguridad de la sociedad de los Estados Unidos.

¿Necesito un abogado para tramitar una residencia? Opiniones

Esperamos que nuestra guía sobre si necesitas un abogado para tramitar una residencia te ayude a obtener todos los detalles que debes saber para empezar la aplicación de tu residencia en Estados Unidos con el pie derecho. Recuerda que, si tienes cualquier duda o pregunta, puedes dejarnos un comentario y te ayudaremos a salir de tu inquietud.

¿Realmente necesito un abogado para tramitar una residencia? ¿Puedo tramitar una residencia por mí mismo? Queremos saber tu opinión. Si has tenido alguna experiencia (buena o mala) al tramitar tu residencia con un abogado o tramitarla por ti mismo, déjanos un comentario en la parte de abajo y cuéntanos tu anécdota.

Relacionados

También podría gustarte
Suscribir
Notificar de:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments