¿Puedes perder la residencia por cometer un crimen? Delitos que te harán ser deportado

¿Es posible perder la residencia por cometer un crimen? La respuesta corta: si es posible, así que debes hacer lo posible por evitar cometer un delito. Existen algunos delitos graves que pueden hacer que deporten incluso si tienes una residencia permanente o green card. En esta guía te mostramos los delitos que debes evitar a toda costa si no quieres ser deportado de Estados Unidos.

Delitos que pueden causar la deportación de Estados Unidos

perder la residencia por cometer un crimen

Todos los inmigrantes, incluyendo aquellos que son residentes permanentes o tienen green cards, están sujetos a la deportación si violan las leyes inmigratorias de los Estados Unidos. La razón más común para que las personas sean puestas en procedimientos de remoción es porque existe evidencia de que han sido condenados por un crimen.

Específicamente, los inmigrantes están en riesgo de ser deportados si son condenados por cualquiera de los llamados “crímenes de índole moral” o un “delito grave”. Adicionalmente, ciertos crímenes están categorizados específicamente como motivos para una deportación.

En este artículo se aborda lo que las condenas legales causan a una persona que no ha abandonado el país después de haber cometido el crimen que lo deportaría, así como también la existencia de algún recurso que esté disponible para el infractor. Una larga lista de crímenes puede hacer que un inmigrante sea deportado si abandona el país, regresa y es puesto en procedimientos de remoción a su llegada. Aquellas personas, incluso si les permiten regresar al país, son consideradas como si buscaran readmisión a los Estados Unidos, así que cualquier crimen que hayan cometido desde su admisión previa pueden hacerlos inadmisibles y deportables.

Perder la residencia por cometer un crimen: Robo y delitos morales

Los “crímenes de índole moral” no están bien definidos en la ley inmigratoria de los Estados Unidos. Sin embargo, el departamento de Estado ha ofrecido orientación, haciendo notar que los elementos más comunes de un crimen de índole moral incluirían “fraude, hurto, y la intención de dañar a personas o cosas”.

Los delitos que involucren deshonestidad y robos casi siempre serán considerados crímenes de índole moral. Otros ejemplos serían asaltar con la intención de robar o matar, abuso de la pareja, y el agravante de manejar bajo la influencia de alcohol o drogas.

Como existen muchos ejemplos de crímenes que se han encontrado que involucran índole moral para ser listados acá, lo más seguro es tener una disposición certificada de su delito (obtenida a partir del secretario del tribunal donde se llevó tu caso) a un abogado criminal o inmigratorio para aprender si es el caso de que el crimen por el que se le acusa resulte ser uno que involucre índole moral.

Puede ser posible argumentar que tu condena no debería ser clasificada como un crimen de índole moral, o que el estatuto que violaste contiene elementos que no siempre pertenecerían a un crimen de índole moral. Estos tipos de defensas serán altamente dependientes de conformidad con la redacción del estatuto bajo el cual se te condena. Los estatutos criminales casi siempre vienen de la ley estatal, así que puedes hacer nuevas preguntas acerca de cómo estas leyes se interpretan, según las leyes federales de inmigración.

Recibe lo último en inmigración en tu correo electrónico:

Perder la residencia por cometer un crimen: Delitos menores

La ley inmigratoria establece que un crimen puede escapar la clasificación de un crimen de índole moral si es un delito menor. La excepción de delito menor aplica si la penalidad del crimen cometido nunca podría exceder un año de prisión, y si alguna vez la persona estuvo en prisión, que haya sido por menos de seis meses.

Ejemplos de delitos menores podrían incluir hurtos en tiendas, asaltos simples, o manejar bajo la influencia de alcohol o drogas que no involucre manejar sin licencia o daño hacia propiedades o personas, dependiendo de la ley en tu estado.

¿Cuándo puede ser una persona deportada por cometer un crimen?

Existen dos maneras diferentes en las que cometer un crimen de índole moral puede hacer que estés en procedimientos de remoción (deportación):

  1. Cometiste un crimen de índole moral durante los primeros cinco años después de tu admisión a los Estados Unidos.
  2. Cometiste dos o más crímenes de índole moral que no hayan sido el resultado de un único esquema de conducta criminal en cualquier momento después de su admisión a los Estados Unidos.

No deje de investigar para aprender más sobre cómo determinar si está en riesgo de deportación por un delito que involucre índole moral.

Perder la visa o permiso de estadía por crimen

Para saber si cometiste un crimen dentro de los cinco años después de tu admisión a los Estados Unidos, primero debes comenzar con la fecha en la que el crimen fue cometido y luego contar cinco años hacia atrás.

Si fuiste legalmente admitido dentro de los Estados Unidos desde la frontera, el aeropuerto u otro punto de entrada durante esos cinco años, puedes estar dentro de procedimientos de remoción. Si pasaron más de cinco años desde la fecha en la que fuiste admitido, no serás deportado.

Por ejemplo, si entraste a los Estados Unidos en 2001 como un estudiante con visa F-1, recibiste tu green card mientras estabas en el país en el 2006 (mediante un ajuste de estatus), y cometiste un crimen de índole moral en 2008, no serás deportado porque pasaron más de cinco años desde la fecha de tu admisión como estudiante.

En algunas situaciones, la fecha que los aplicantes ajustan para optar por la residencia permanente también es tratada como fecha de admisión, pero esta no aplicará en la mayoría de las situaciones determinando si un inmigrante es deportable.

Perder la residencia por cometer un crimen

Si es posible perder la residencia por cometer un crimen y ser puesto en procesos de remoción si has cometido más de un crimen que involucre índole moral, sin importar cuándo hayan ocurrido los crímenes. Sin embargo, si varios crímenes “surgen de un solo régimen de conducta criminal” serán considerados como un solo delito cuando determinen si serás deportado o no. Esta regla aplica dependiendo de las circunstancias del caso.

Por ejemplo, si alguien tuvo dos condenas diferentes de robo, pero ambos robos ocurrieron en el mismo lugar y cerca de la misma hora, esos delitos surgieron de un único esquema de conducta criminal.

Si una persona tuvo dos condenas de robo y los incidentes ocurrieron en dos fechas distintas y en dos lugares distintos, entonces los delitos no surgieron de un único esquema de conducta criminal y la persona puede ser deportada por varios crímenes que involucran índole moral.

A diferencia de un solo delito de índole moral, una vez que cometes dos crímenes de índole moral que no se derivan de una misma conducta criminal, puedes ser deportado sin importar cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que entró (que fue admitido) en los Estados Unidos. No existe posibilidad del período de ver cinco años atrás.

Perder la residencia por cometer un crimen: Soluciones

Existen unas pocas situaciones en las que puedes solicitar aplicar o reaplicar para una Green card como una defensa para la deportación acompañada con una “Exención 212(h)” a pesar de haber cometido un crimen de índole moral. (Una exención es una forma legal de perdón).

Para cualificar por una exención 212(h) no puedes ser una amenaza para la seguridad nacional. Adicionalmente, si eres titular de una green card, no debes haber cometido nunca antes un delito agravado, y debes haber vivido dentro de los Estados Unidos en estatus legal de manera continua por al menos siete años antes del caso de deportación sea levantado en tu contra. La regla de delito grave y la de los siete años no aplican si no eres titular de una residencia permanente.

Si tu crimen está relacionado con la prostitución, o fue cometido hace más de 15 años antes de que aplicaras para ajusta o reajustar tu estatus, todo lo que necesitas es que el juez decida que te mereces la exención. De igual forma, si reúnes los requisitos para el ajusto o reajusto para la Ley de Violencia Contra la Mujer (VAWA, en inglés) pues sufrió abuso físico o emocional de manos de un ciudadano de los Estados Unidos o es cónyuge o padre de un residente permanente, todo lo que necesitas es la aprobación del juez.

De lo contrario, se puede obtener una exención 212(h) solo si se puede demostrar que su deportación causaría dificultades extremas a su cónyuge, padre, hijo o hija que sean residentes legales o ciudadanos estadounidenses.

En última instancia, tu éxito en la obtención de una exención 212(h) dependerá del nivel de violencia involucrada en todos los crímenes cometidos, la prueba de rehabilitación y otros factores que demuestren que mereces una segunda oportunidad.

Perder la residencia por cometer un crimen: ¿Qué es un delito grave?

La lista completa de crímenes que son considerados delitos graves dentro de la ley inmigratoria (la cual es diferente de la ley criminal) es extensa y puede ser encontrada en la Ley de inmigración y nacionalidad (INA, en inglés) en la sección § 101(a) (43).

Eso incluye crímenes tales como: asesinato, violación, tráfico de armas o drogas, abuso sexual de un menor, pornografía infantil, lavado de dinero, fraude, evasión de impuestos que involucren más de diez mil dólares, robo o crimen violento con una orden de sentencia de al menos un año (es irrelevante si fue suspendida o si solo tuviste que cumplir parte de ella), espionaje, sabotaje, traición, perjurio con una pena de al menos un año y más.

Si fuiste condenado de un delito grave en cualquier momento, hay poco que puedas hacer para evitar la deportación, a menos que puedas probar que es más probable que sufras tortura en el regreso a tu país de origen. Una exención para regresar a los Estados Unidos podrá no estar disponible para ningún propósito.

Deberías obtener consejos competentes que te permitan evitar la sentencia de un crimen grave que te marque de forma permanente como inadmisible a los Estados Unidos.

Perder la residencia por cometer un crimen: Otros crímenes que pueden causar la deportación

La lista completa de crímenes y otros motivos de deportabilidad se encuentran en la sección 237 de la Ley de Inmigración y Nacional (INA) Esta muestra elementos como crímenes de drogas, posesión o venta ilegal de armas, espionaje, violencia doméstica, acoso, abuso infantil o negligencia, tráfico de personas, actividad terrorista y más.

En algunos casos, los crímenes en esta lista pueden ser considerados crímenes de índole moral o delitos graves. Sin embargo, para listarlos de manera separadas, la ley garantiza que los inmigrantes no puedan intentar defenderse en contra de la deportación al argumentar si esa condena debería contar como un crimen de índole moral o un delito agravado o no.

Perder la residencia por cometer un crimen: Opiniones

Esperamos que nuestra guía sobre si es posible perder la residencia por cometer un crimen te ayude a informarte más sobre este asunto y puedas obtener respuestas a tus preguntas. Si quieres saber más o si tienes cualquier duda o pregunta, puedes dejarnos un comentario y te ayudaremos a solucionar tu inquietud.

¿Es posible perder la residencia por cometer un crimen? ¿Puedes ser deportado por cometer un crimen? Queremos saber tu opinión. Si has tenido alguna experiencia (buena o mala) con este asunto, déjanos un comentario en la parte de abajo y cuéntanos tu anécdota.

Relacionados

También podría gustarte
Suscribir
Notificar de:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments