¿Qué es la deportación voluntaria y qué sucede si lo haces?

Diariamente recibimos varias preguntas sobre la deportación voluntaria, así que hemos preparado esta guía para resolver todas tus dudas sobre este tema. Aunque las palabras deportación voluntaria suenen toscas, no tienen por qué ser complicadas. En esta guía te explicamos qué es la deportación voluntaria y qué sucede si lo haces.

¿Qué es la deportación voluntaria?

¿Qué es la deportación voluntaria?

La deportación voluntaria te permite salir de los Estados Unidos dentro de un cierto período de tiempo por tu propia cuenta, y no con una orden de deportación. Es posible solicitar la salida voluntaria o deportación voluntario (incluso mediante un procedimiento judicial) o ante un juez de inmigración, ya sea al principio o al final del proceso de deportación.

Para darte una mejor idea del proceso de deportación voluntaria en Estados Unidos, considera esta pregunta:

Soy de México y estoy legalmente en los Estados Unidos. He estado en los Estados Unidos durante tres años. Inmigración me atrapó mientras estaba trabajando, y me dio una fecha para asistir a la corte inmigratoria.

Hablé con un abogado que dijo que no tiene caso que siga en los Estados Unidos, pero que debería aplicar por salida voluntaria, porque eso se vería mejor en mi expediente inmigratorio que una orden de deportación. ¿Si pido la deportación voluntaria, cuánto tiempo me daría el juez para empacar e irme?

Deportación voluntaria en Estados Unidos: Detalles

Un juez que te otorgue tu solicitud para salida voluntaria (Voluntary Removal, en inglés) es probable que te otorgue o 60 o 120 días para salir de los Estados Unidos. El número exacto depende del punto en el procedimiento en el que haces la solicitud.

Si solicitas la salida voluntaria antes de tu primera audiencia (para la cual probablemente necesitarías conseguir la ayuda de un abogado) o después de que los procedimientos hayan comenzado, puede ser llamada, audiencia programada o “la audiencia que marca el calendario”, el juez puede darte hasta 120 días.

Tendrás que conceder la solicitud de removerte de Estados Unidos (o admitir que no tienes derecho a permanecer en los Estados Unidos), y no solicitar ninguna exención de la deportación (lo que se conoce como perdones legales, como la cancelación de la deportación o asilo) renunciar a cualquier derecho a apelación, y no tener ningún delito grave en tu expediente penal.

Si esperas hasta el final del procedimiento de remoción, una vez que el juez haya decido sobre tu caso –cosa que quisieras hacer si tienes algún tipo de caso inmigratorio que presentar basado, tal vez, en asilo o estar casado con un ciudadano estadounidense- entonces el juez no podrá otorgarte más de 60 días para la salida voluntaria.

En este último caso, tendrías que haber estado físicamente presente en los Estados Unidos durante al menos un año antes de obtener el “aviso para comparecer” (Notice To Appear, en inglés) en la Corte Inmigratoria, demostrar buen comportamiento moral por al menos cinco años antes de hacer tu solicitud de salida voluntaria (cualquier delito en tu expediente se verá mal en esta instancia), no tener ninguna condena por delito grave en tu expediente, y estar disponible para mostrar, por clara y convincente evidencia, que no solo tienes la intención de abandonar los Estados Unidos para la fecha indicada, sino que de hecho puedes permitírtelo económicamente.

Para respaldar tus medios financieros y tu intención, tendrás que pagar una fianza de salida voluntaria dentro de los cinco días después de emitida de la concesión otorgada por el juez migratorio.

Deportación voluntaria: Preguntas

Esperamos que nuestra guía ¿Qué es la deportación voluntaria? te ayude a obtener todos los detalles que debes saber este tema. Recuerda que, si tienes cualquier duda o pregunta, puedes dejarnos un comentario y te ayudaremos a salir de tu inquietud.

¿Qué es la deportación voluntaria? ¿Puedes ser deportado voluntariamente? Queremos saber tu opinión. Si has tenido alguna experiencia (buena o mala) con la deportación voluntaria, déjanos un comentario en la parte de abajo y cuéntanos tu anécdota.

Recibe lo último en inmigración en tu correo electrónico:

Relacionados

También podría gustarte
Suscribir
Notificar de:
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments